Your Cart
pisos laminados

Cómo elegir pisos laminados: Mejores consejos 2024

Elegir los pisos laminados adecuados puede transformar tu hogar en un espacio acogedor y cómodo. Este tipo de suelo es una alternativa asequible y práctica frente a la madera maciza o los suelos multicapa.

Su principal ventaja radica en la facilidad de instalación gracias al sistema de encaje por presión, que permite colocar las lamas sobre el pavimento existente sin necesidad de adhesivos o clavos. Además, los pisos laminados son conocidos por su sencillo mantenimiento.

¿Qué Caracteriza a los Pisos Laminados?

Los pisos laminados están compuestos por varias capas de materiales derivados de la madera o de materiales sintéticos, diseñados para imitar diversos acabados de forma realista. Aunque las imitaciones de madera son las más comunes, también puedes encontrar diseños que replican hormigón pulido, óxido o cerámica.

Este tipo de pavimento se distingue por su alta durabilidad. Los pisos laminados se clasifican según su resistencia al impacto y al desgaste, lo que los hace ideales tanto para áreas de alto tránsito como para espacios más tranquilos del hogar. Más adelante, exploraremos en detalle los criterios de resistencia y uso que debes considerar al seleccionar un laminado.

Estructura y Composición de los Pisos Laminados

La estructura de un piso laminado incluye varias capas que contribuyen a su durabilidad y resistencia a la decoloración y las manchas. Típicamente, un laminado consta de una capa superficial resistente a los arañazos y al desgaste, una capa decorativa que ofrece el diseño visual, una base de alta densidad que proporciona estabilidad y una capa inferior que actúa como barrera contra la humedad.

Factores a Considerar al Elegir Pisos Laminados

  1. Resistencia y Clasificación: Es fundamental verificar la clasificación de resistencia del piso laminado. Esta clasificación indica el nivel de durabilidad del material frente al uso diario, impactos y desgaste.
  2. Estilo y Diseño: Elige un diseño que complemente la decoración de tu hogar. Desde imitaciones de madera hasta acabados modernos como el hormigón, las opciones son vastas.
  3. Instalación y Mantenimiento: Opta por pisos laminados con sistema de clic para una instalación rápida y sencilla. Además, considera aquellos que sean fáciles de limpiar y mantener.
  4. Costo y Presupuesto: Los pisos laminados son una opción económica en comparación con otros tipos de suelos, pero es importante equilibrar el costo con la calidad y durabilidad.

Beneficios de los Pisos Laminados

  • Económicos: Una opción más asequible que la madera maciza.
  • Duraderos: Resistentes al desgaste, impactos y manchas.
  • Versátiles: Disponibles en una amplia gama de diseños.
  • Fáciles de Instalar: El sistema de clic simplifica la instalación.
  • Bajo Mantenimiento: Fácil de limpiar y mantener.

En conclusión, los pisos laminados son una excelente elección para quienes buscan combinar estética, funcionalidad y economía en sus proyectos de renovación del hogar. Al considerar factores como la resistencia, el diseño, la instalación y el mantenimiento, puedes asegurarte de seleccionar el piso laminado perfecto para tus necesidades.

pisos-laminados

Desventajas a Tener en Cuenta

Problemas con las Juntas: La principal debilidad de los pisos laminados radica en las juntas entre las lamas. Es crucial que el suelo esté perfectamente nivelado y que la instalación se realice correctamente para evitar separaciones no deseadas entre las piezas.

Disponibilidad de Diseños: Los diseños de los laminados están sujetos a cambios según la oferta y la demanda del mercado. Con el tiempo, puede resultar difícil encontrar recambios que coincidan exactamente con el diseño original, lo que puede ser un desafío en caso de daños o necesidad de reemplazo.

Limitaciones en el Mantenimiento: Algunos pisos laminados cuentan con una capa de terminación muy delgada, lo que impide la realización de procesos como el lijado, acuchillado y barnizado. Esto significa que solo se pueden realizar pulidos suaves, especialmente en los modelos más económicos.

Carga Electroestática: Los recubrimientos laminados pueden generar carga electrostática, lo que puede resultar incómodo e incluso peligroso en ciertas situaciones. Este problema es más común cuando se utilizan materiales de baja calidad que carecen de tratamientos antiestáticos adecuados.

Cómo Seleccionar el Piso Laminado Adecuado: Elige el Color Correcto

  • Colores Claros: Los tonos blancos y claros pueden hacer que cualquier habitación parezca más grande y luminosa. Estos colores son ideales para espacios pequeños o para áreas que necesitan más luz natural.
  • Tonos Beige: Los laminados en tonos beige destacan la textura y el aspecto natural de la madera, proporcionando un ambiente cálido y acogedor.
  • Grises: Los pisos grises son únicos por su atractivo moderno y sofisticado. Son perfectos para crear un ambiente contemporáneo con un toque elegante.
  • Tonos Oscuros: Los colores oscuros, como el nogal o el wengué, aportan una sensación de intimidad y sofisticación. Las vetas pronunciadas de estos tonos son ideales para decoraciones étnicas o minimalistas, ofreciendo un contraste visual impactante.
  • Colores Naturales: Las opciones como roble, haya y pino emulan la madera natural, brindando un estilo rústico y auténtico que es perfecto para casas de campo o decoraciones tradicionales.
  • Modelos Creativos: Además de los colores tradicionales, existen pisos laminados que imitan madera estampada o teñida, y otros que presentan acabados decapados o combinaciones de múltiples tonalidades. Estos diseños originales pueden agregar un toque distintivo y personalizado a cualquier espacio.

Clasificación de los Suelos Laminados: Normativa y Usos Recomendados

Como mencionamos anteriormente, los suelos laminados se clasifican según su resistencia al impacto y al desgaste, lo que los convierte en una opción práctica gracias a su fácil instalación y mantenimiento.

Los tipos de suelos laminados están definidos por la normativa UNE-EN 13329, que establece una clasificación basada en la intensidad de uso y los niveles de utilización. Estas clases son:

  • Clase 21: Uso Doméstico Moderado Ideal para áreas de la casa con un tráfico ligero a moderado, como dormitorios y salas de estar.
  • Clase 22: Uso Doméstico General Adecuado para áreas de la casa con tráfico regular, como pasillos y comedores.
  • Clase 23: Uso Doméstico Intenso Recomendado para áreas de la casa con un tráfico intenso, como la cocina o la entrada principal.
  • Clase 31: Uso Comercial Moderado Apropiado para entornos comerciales con un tráfico ligero a moderado, como oficinas o pequeñas tiendas.
  • Clase 32: Uso Comercial General Indicado para entornos comerciales con un tráfico regular, como restaurantes o salas de exposición.
  • Clase 33: Uso Comercial Intenso Diseñado para entornos comerciales con un tráfico intenso y exigente, como grandes almacenes o centros comerciales.

Al considerar la compra de suelos laminados, es importante tener en cuenta la clasificación de acuerdo con el uso previsto del espacio. Esto garantizará que el laminado seleccionado sea adecuado para las necesidades específicas de cada ambiente, asegurando así un rendimiento óptimo y una larga durabilidad.

Guía Paso a Paso para Instalar un Suelo Laminado

La instalación de un suelo laminado es un proceso que requiere precisión y atención a los detalles. A continuación, te guiaremos a través de los pasos necesarios, acompañados de esquemas y un vídeo instructivo, para llevar a cabo la instalación de forma coherente y eficaz.

Paso 1: Preparación del Área

Antes de comenzar la instalación, asegúrate de que el área esté completamente limpia y nivelada. Retira cualquier tipo de revestimiento anterior y realiza las correcciones necesarias en el suelo base para garantizar una superficie uniforme.

Paso 2: Aclimatación de los Materiales

Deja que los materiales de laminado se aclimaten en la habitación durante al menos 48 horas antes de la instalación. Esto permitirá que se adapten a las condiciones de humedad y temperatura del entorno, evitando problemas de expansión o contracción después de la instalación.

Paso 3: Colocación de la Capa de Aislamiento

Instala una capa de aislamiento adecuada sobre el suelo base para proporcionar una barrera contra la humedad y mejorar el confort acústico. Asegúrate de solapar las tiras de aislamiento y fijarlas con cinta adhesiva para evitar que se muevan durante la instalación.

Paso 4: Medición y Corte de las Lamas

Mide cuidadosamente el área y marca las líneas de corte en las lamas de laminado según sea necesario para adaptarse a la disposición de la habitación. Utiliza una sierra de mano o una sierra circular para cortar las lamas con precisión, asegurándote de mantener los cortes rectos y limpios.

Paso 5: Instalación de las Lamas

Comienza la instalación desde una esquina de la habitación y avanza hacia fuera, en dirección opuesta a la entrada principal. Utiliza el sistema de clic para encajar las lamas entre sí, asegurándote de mantener un espacio de expansión de al menos 1/4 de pulgada en todos los bordes.

Paso 6: Acabados y Remates

Una vez que hayas instalado todas las lamas, coloca las molduras de remate en los bordes expuestos para un acabado limpio y profesional. Instala las molduras de transición en las puertas y otros puntos de unión con otros tipos de suelo para crear una transición suave y segura.

Paso 7: Inspección y Limpieza Final

Realiza una inspección minuciosa de la instalación para asegurarte de que todas las lamas estén correctamente colocadas y ajustadas. Limpia cualquier residuo de adhesivo o polvo de la superficie y admira tu nuevo suelo laminado.

Paso 8: Mantenimiento y Cuidado

Para mantener tu suelo laminado en óptimas condiciones, sigue las recomendaciones del fabricante en cuanto a limpieza y cuidado. Utiliza productos suaves y no abrasivos para limpiar regularmente el suelo y evita el uso de agua en exceso para prevenir daños por humedad.

pisos laminados

¿Cuántos años dura el piso laminado?

La duración exacta de un piso laminado puede variar dependiendo de varios factores, como la calidad del material, la instalación adecuada, el mantenimiento regular y el nivel de tráfico al que esté expuesto. En general, se estima que un suelo laminado bien cuidado puede durar entre 10 y 25 años o incluso más en algunas circunstancias.

Los pisos laminados de mayor calidad, con capas superiores más gruesas y resistentes, tienden a tener una vida útil más larga. Además, la instalación profesional y el mantenimiento adecuado, como la limpieza regular y evitar la exposición a la humedad excesiva, pueden contribuir significativamente a prolongar la vida útil del laminado.

Es importante tener en cuenta que la garantía ofrecida por el fabricante también puede proporcionar una indicación de la durabilidad esperada del suelo laminado. Algunas garantías pueden cubrir hasta 25 años o más, lo que sugiere que el fabricante tiene confianza en la longevidad de su producto cuando se instala y se mantiene correctamente.

Envío GRATIS

Para pedidos mayores de $90

Asesoría personalizada

Te aconsejamos el mejor producto

Garantia de Calidad

Productos efectivos en cada situación

100% Compra Segura

Yappy / MasterCard / Visa